La falta de financiación y las competencias municipales centran el arranque de las jornadas en el Ayuntamiento de Zaragoza

Zaragoza, martes 18 de noviembre de 2014.- El VII Seminario de Municipalismo, 35 Años de Ciudad, organizado por la Asociación de Exconcejales Democráticos de Zaragoza, arranca con un recorrido a esos 35 años de ayuntamientos democráticos, el repaso a la historia de las descentralizaciones, de la fórmula 50-25-25 a la actual Ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local.

El Salón de Sesiones del Ayuntamiento de Zaragoza ha acogido esta primera jornada, con la participación de Carlos Pérez Anadón, portavoz del Grupo Municipal Socialista; Pedro Navarro, portavoz adjunto del Grupo Municipal Popular; Juan Martín, portavoz del Grupo Municipal Chunta Aragonesista y José Manuel Alonso, portavoz del Grupo Municipal Izquierda Unida. Una mesa redonda que ha moderado Agustín Gavín, exconcejal del Ayuntamiento de Zaragoza y miembro de la Asociación de Exconcejales.

Juan Martín ha comenzado la jornada hablando de financiación, de la necesidad de hacer un debate real sobre este tema, ya que es “un problema que va pasando de legislatura en legislatura”. La reforma de la Administración Local “no ha cumplido los objetivos, nació para cubrir el expediente ante la UE y planteó una legislación que casaba muy mal con la estructura del Estado y con algunos estatutos de autonomía como el de Aragón”, ha dicho. Para el portavoz de Chunta Aragonesista, la reforma de la Administración Local “ha fracasado, transmite incertidumbre e inseguridad jurídica y ha provocado desconcierto a nivel local”.

José Manuel Alonso ha repasado el papel de las ciudades a lo largo de la historia de las civilizaciones. Ha destacado su capacidad vertebradora y su importancia como elemento clave en la construcción de las sociedades. Asimismo, ha destacado la pérdida de credibilidad y de confianza de los ciudadanos. En su opinión, el Estado “ha cedido competencias a las comunidades autónomas, pero apenas ha tenido repercusión en la Administración Local, pero a pesar de ello busca la forma de desarrollar competencias que considera necesario para la ciudad”. “Las reformas desde los años 80 han tendido a restar capacidad y autonomía a los ayuntamientos, son el gran olvidado de la democracia, sigue pendiente la reforma municipal”, ha subrayado Alonso.

Pedro Navarro, del grupo municipal del PP, ha incorporado al debate la importancia de la Ley de Capitalidad para una capital como Zaragoza y también ha dicho que en estos 35 años de ciudad “se sigue hablando de lo mismo, de competencias y de financiación”. “Todas las administraciones públicas han hecho cosas por encima de sus posibilidades y es necesario volver a lo básico”, ha señalado Navarro. Ha apoyado la nueva Ley de Racionalización y ha defendido su validez para la gestión municipal y para resolver los problemas, “garantizar la financiación y las competencias municipales”.

La cercanía y la transparencia como características de los ayuntamientos, la agilidad en la gestión y la presión de los ciudadanos han sido elementos que ha destacado Carlos Pérez Anadón, del Grupo Municipal Socialista. En su intervención ha recordado las dificultades de los ayuntamientos y cómo se han utilizado “como punta de lanza” de la política.  Ha denunciado el descenso de la financiación y ha aludido también a la descentralización y a cómo los consistorios se han tenido que hacer cargo de competencias que no son municipales, “asumiendo cuestiones de las que nadie se hacía cargo”. Asimismo, ha añadido que sobre ellos recae el peso del Estado y de las Comunidades Autónomas y sobre la descentralización ha destacado que no pueden “subsistir, ayuntamientos, comarcas y provincias”.