Ayuntamientos y ciudadanía en la última mesa redonda del VII Seminario de Municipalismo
Los tres ponentes junto al moderador de la mesa redonda, Pablo Carreras, periodista de Aragón Televisión

La Asociación de Exconcejales Democráticos de Zaragoza cierra su ciclo de mesas redondas del  VII Seminario de Municipalismo que se ha celebrado en Zaragoza desde el pasado 18 de noviembre con un encuentro para hablar de ayuntamientos y ciudadanía. Como invitados, Manuel Ortiz, presidente de la Unión Vecinal Cesaraugusta; Rafael Tejedor, presidente de la Asociación de Vecinos Tío Jorge-Arrabal y Blanca Blasco, miembro de la Asociación de Exconcejales, para analizar las consecuencias de la nueva ley para los ciudadanos; a quién reclamar y las propuestas ciudadanas.

En opinión de Manuel Ortiz, “ni los ayuntamientos han evolucionado como deberían haberlo hecho siendo como son la institución más cercana, ni el protagonismo del movimiento vecinal ha dado un salto cualitativo ni generacional como para ejercer de palanca impulsora de un nuevo tiempo”. La descentralización administrativa, el presidente de la Unión Vecinal Cesaraugusta cree que fue “una gran conquista pero que ha quedado bastante desnaturalizada, sin apenas presupuesto y con competencias muy limitadas”. Sobre la nueva Ley de Administración Local, Ortiz considera que con ella “la autonomía municipal se ha visto todavía más resentida” y se ha “vaciado de contenido” la participación ciudadana. No obstante, se ha mostrado optimista con la Ley de Capitalidad, ya que puede suponer “una financiación para el Ayuntamiento que en estos momentos no tiene”. También se ha referido al Consejo de la Ciudad, donde “nos gustaría que la representación ciudadana fuese mayor de lo que lo es en la actualidad”.

En esta misma línea se ha pronunciado Rafael Tejedor, para quien la reforma legislativa “deja huérfano el plano más próximo al vecino, al ciudadano, el municipalismo”. En este sentido, ha recordado que los ciudadanos sienten la ciudad como parte de su vida y son sensibles a sus cambios y situaciones.  “Nuestros políticos, en 35 años, han dejado en el olvido a sus vecinos, a sus ayuntamientos y este proyecto de Ley no es menos, dejando a la Administración local como la hermana pobre de la gobernanza, cuando es la más próxima”, ha subrayado.  También ha hecho referencia a la participación ciudadana y al hecho de que no se cuente realmente con las entidades vecinales, “dejándolas en un plano testimonial, donde se les escucha pero nada más”. Para el presidente de la Asociación de Vecinos Tío Jorge-Arrabal, así, “resulta imposible, hacer ciudad, hacer barrio, convivir, participar y sentir el municipalismo como algo innato a la esencia de los vecinos”.

Los tres ponentes junto al moderador de la mesa redonda, Pablo Carreras, periodista de Aragón Televisión

Por parte de la Asociación de Exconcejales asistió Blanca Blasco quien animó a fortalecer las relaciones entre políticos, ciudadanos y asociaciones de vecinos, “para lograr una participación activa, con políticas públicas basadas en la calidad, la confianza y una democracia fuerte”. Puso el acento en este aspecto y en la necesidad de estrechar las relaciones mediante la legislación, la búsqueda de objetivos comunes y la utilización de herramientas mediante las nuevas tecnologías, pero también fomentando encuentros, talleres, seminarios y aquellos foros que puedan servir como punto de encuentro. Blanca Blasco destacó el compromiso, la claridad, la objetividad para establecer “normas claras, garantizar el acceso a la información y aceptar sugerencias y quejas”, así como el refuerzo de las capacidades de coordinación y la creación de redes”.